portada-diseno-informacion.jpg

El diseño para la información abarca a un público muy amplio: la señalética; por ejemplo, los carteles públicos en los aeropuertos son útiles para todos. O también pueden atender a un público más específico: marcas, logotipos y los productos de información; tales como facturas de teléfono, que pueden ser personalizadas para cada cliente utilizando la segmentación del mercado y las técnicas de gestión de la información y tecnologías similares a las utilizadas en el marketing.

Los proyectos de diseño para la información a menudo tratan de crear o reforzar la confianza en los usuarios de los productos. Un ejemplo de esto lo podemos encontrar en los embalajes de las medicinas, en las instrucciones para el manejo de maquinaria industrial, y la información para emergencias. Las instrucciones son importantes para el uso de los elementos anteriormente mencionados, los usuarios las deben comprender, deben transmitir confianza y dar motivación para usar los productos. En otras palabras, el público debe basarse en la información transmitida. Los diseñadores tienen que transmitir su mensaje de tal forma que llegue al público.

1. Definición

El diseño para la información es la destreza y la práctica de la preparación de la información para que la gente puede utilizarla y obtenerla con eficiencia y efectividad. Cuando los datos son complejos o no estan estructurados, una representación visual (un diseño) puede expresar algo complejo de manera más clara al espectador.

2. Historia

El diseño para la información está ligado a la sociedad de la información y a las nuevas tecnologías, sin embargo tiene antecedentes históricos. Ejemplo de esto pueden ser los siguientes:

3. Arquitectura del diseño para la información

La creación de productos de información es el resultado del diseño de información, con un modo de aplicar una metodología cuyo objetivo es establecer una arquitectura de la información. La idea de arquitectura es sumamente interesante, en cuanto refleja la necesidad de disponer elementos en un espacio tridimensional, de forma que su esencia, el espacio interno, sea comprensible para el usuario.

En este caso, el espacio informativo se configura como un espacio visual tridimensional, en el que se sitúan organizan los componentes de organización estructura, exploración y contenido de la información La arquitectura de la información se ha aplicado especialmente a la web. Es una visión de lo que debe ser una estructura web, con una definición y un objetivo de lo que quiere el autor. Ya que el destinatario final son los usuarios, deberá ser un compromiso entre lo que quiere el autor o la organización responsable, y lo que esperan los usuarios del mismo.

La arquitectura de la información reside en la organización de la información entendiendo que esta engloba tanto a la estructura propuesta para el contenido de la misma, como a los mecanismos necesarias para conocer y explorar esa estructura de la misma, la creación de arquitectura visual ha sido objeto de diferentes métodos de investigación. Sea cual sea el método utilizado, la arquitectura de la información obtenida debe ofrecer los siguientes resultados:

  • Organización de la información
  • Sistema de navegación
  • Sistema de etiquetado de contenido
  • Sistema de búsqueda y recuperación

La Arquitectura de la Información no trata del establecimiento de un conjunto de pasos o guías predefinidas, sino del diseño inteligente que subyace detrás de una interfaz o espacio de información. Trata de maximizar las sinergias que se producen entre interactividad, navegación y contenido con el objetivo de alcanzar una integración sistémica con el cerebro del usuario logrando un fenómeno de persuasión, conocimiento o información que se traspasa de un sistema de información a otro.

De esta forma las acciones de buscabilidad, encontrabilidad y recuperabilidad de los contenidos se realizan en un contexto óptimo en ambos aspectos del sistema de información (interfaz y usuario), interactúan iniciándose un proceso de comunicación que los enriquece mutuamente. Por un lado la interfaz cumple con su objetivo y puede ser mejorada, y por otro, el usuario encuentra lo que busca, lo asimila con facilidad y lo utiliza.

Los avances en telecomunicaciones, ciencia, y tecnología en general han producido una cantidad ingente de conocimiento, de nuevos conceptos, ideas, métodos, procesos, visiones, problemas y soluciones sobre las que interviene la Arquitectura de la información que, en concreto busca:

Procesar y dosifición:
la gran cantidad de información que se ha producido a causa de los descubrimientos, nuevas investigaciones en todos y nuevos campos, a causa de la revolución de Internet y ponerla de una manera clara, relevante y significativa a disposición del usuario común, se trata, entre otras cosas, de hacer comprensible lo abstracto de alguna forma.

Desarrollar y verificar:
procesos de producción o diseño de información con el fin de que el usuario pueda recuperar la información de un determinado espacio de manera clara, precisa y sin ambigüedades, en cualquier plataforma o soporte.

Organizar, estructurar, sistematizar, rotular, distribuir, diseñar estructuralmente:
sistemas de información con el fin de que el usuario pueda hacer de su experiencia de recuperación algo simple, agradable, eficaz y productivo.

¿Por qué es impor​tante la arquitectura para la información?
Para calcular su importancia hay que calcular los costes y el valor del contenido la formación a trabajadores-clientes, o la construcción y mantenimiento de un sistema , no es distinto a otras actividades del consumo, como el marketing, la ingeniería o los recursos humanos.

4. El papel del diseñador para la información

Un diseñador de la información se define como un modificador de información en un prototipo visual suficiente como para revelar su esencia a través de un lenguaje comprensible de manera sencilla para una audiencia. Los diseñadotes están vistos como intermediarios entre historiadores, economistas y matemáticos, y sus respectivas audienciagg.jpgs. De este modo se intensifica el concepto de la relación diseñador/usuario, puesto que siendo intermediario entre profesionales y usuarios o público, se precisa asimilar en gran parte tanto al usuario como al consumidor, el cual en este caso sería el profesional que pide la ayuda para solucionar los problemas de comunicación entre sus trabajos y su audiencia precisada. El diseñador tiene que suministrar a esta audiencia con ideas complejas comunicadas con verosimilitud, precisión y eficiencia. Nos hayamos en una era en la que la información se desarrolla de una manera increíble, y la percibimos de todos lados, necesitándose cada vez sistemas más sofisticados de selección y filtrado. Haciendo imprescindibles interfaces para comunicar la gran cantidad de información al público de manera sencilla. Es ahí donde intervienen los diseñadores de información tanto en el presente como a futuro. Todo lo anterior implica, que los estudiantes y profesionales de diseño tanto del presente como del futuro deben tener un conjunto de conocimientos más extenso que el que han tenido otros en el pasado. Como una herramienta esencial a la hora de diseñar la información y conocer que es lo que se hace con ella. No basta tan solo con tener la información y divulgarla de una manera atractiva y comprensible, porque también es necesario saber que la información es correcta y no esta amañada y que la fuente es confiable. Por lo que se deduce que por todos los nuevos problemas que plantea el diseño de información actualmente tendrá que haber diseñadores más aptos y con habilidades que hace unos años, tan solo se tomaban en cuenta para otras profesiones y trabajos.

5. Aplicaciones habituales y contextos

El diseño de Información afecta a una amplia gama de usos y tipos de documentos, incluyendo documentos financieros de la información, administrativos , la información médica y farmacéutica, la alimentación y la información de salud, guías de usuario, manuales técnicos, la información de viajes, y la información que sirve para orientar en el espacio.

Los gobiernos y autoridades han regulado una serie de cuestiones del diseño para la información, como el tamaño mínimo de fuente en la pequeña impresión financiera, el etiquetaje de ingredientes en los alimentos, y las pruebas de etiquetaje de medicina. Ejemplo de ello es la Ley de Veracidad de Crédito en los EE.UU. ("Truth in Leding Act"), que introdujo el cuadro de Schumer (un resumen conciso de las tarifas para las personas que solicitan una tarjeta de crédito), y la Directriz sobre la legibilidad de la etiqueta y prospecto de medicamentos de uso humano (Comisión Europea, septiembre de 1998).


6. Producto de la información digital

Se denomina producto de información digital a toda web que se dedique a resolver problemas de información a los usuarios. Para crear un producto de información digital hay que tener en cuenta:

1.- Objetivos de los clientes.
2.- Los servicios que queremos prestar.
3.- Analizar la capacidad para mantener el producto.
4.- Analizar los costes y beneficios que nos reportará.
5.- Estudio de funcionalidades, conteniddos entre otros que ofreceremos.


7. Bibliografía

8. Enlaces de interés

Instituto Internacional de Diseño de Información
InformationDesign.org
Revista sobre personas, diseño y tecnología
Diseño y Arquitectura de la Información